Páginas

diciembre 13, 2010

Origen de los Apellidos

En primer lugar, existe un grupo de apellidos que tienen origen patronímico, es decir, que derivan de nombres propios. Puede tratarse bien del nombre del padre, bien del nombre del señor (para el caso de los siervos) o patrono. Habitualmente se suele incluir únicamente en este grupo a los conocidos apellidos con terminación en –ez, indicativo de filiación, como Rodríguez, Martínez, Fernández, Hernández o Pérez, o Muñoz, pero debe añadirse igualmente a los apellidos que no son sino la mera trascripción de un nombre de bautismo, como García (en su origen un mero nombre de pila), Felipe, Andrés o Pedro.

En este grupo debe hacerse una mención especial de un apellido muy profundamente aragonés, como es el caso de Garcés. Garcés es, efectivamente, un apellido patronímico muy abundante en Aragón y Navarra, y significa “hijo de García”.

Existe un segundo grupo de apellidos, que son los llamados toponímicos, por derivar de un topónimo o nombre de lugar. Son apellidos como Zaragoza, Huesca, Teruel, Egea, Alagón, Zuera o tantos otros.



Dentro de los apellidos toponímicos, debe hacerse una distinción, para hablar de los llamados topónimos mayores y los topónimos menores. Los topónimos mayores son los correspondientes a una ciudad, villa, pueblo o aldea (todos los citados en el párrafo anterior), pero también los relativos a accidentes orográficos, como ríos (Gállego, por ejemplo) o montañas.

Los topónimos menores son aquellos que no poseen un nombre concreto, pero están referidos a accidentes geográficos. Son apellidos como Ríos, Montaña, Puerta, Murillo (pequeño muro o muralla), Alameda, Cosculluela (pequeña coscoja), etc. Una parte de los estudiosos incluyen entre los apellidos toponímicos procedentes de topónimos menores a aquellos que derivan de nombres de partidas o zonas de un pueblo, con lo que incluyen entre los apellidos toponímicos a muchos apellidos que nosotros consideraremos por separado.

El tercer grupo de apellidos, muy relacionado con los apellidos toponímicos, es el de los apellidos gentilicios, que son también indicativos de origen geográfico, aunque especialmente en sentido étnico: Francés, Gascón, Catalán, Soriano, Navarro…

Un cuarto grupo de apellidos son los apellidos teonímicos, es decir, procedentes del nombre de una divinidad. Podemos citar apellidos de origen cristiano como de Dios, Santamaría, Sanclemente, etc…

El quinto tipo de apellidos, muy relacionados con el anterior, son los apellidos que se supone que atraen la suerte a su portador, y suelen estar relacionados con la religión, especialmente con la cristiana. Son apellidos como los mismos Santamaría o Sanclemente, pero también otros como Buenafuente, Jordán (alusión al bautismo de Jesús en el río Jordán), etc.

Un sexto tipo de apellidos corresponde a los apellidos que se refieren a una profesión u oficio, como es el caso de Herrero, Pastor, Carretero, pero también de otros como Laforja, Lalanza, etc.

Existe igualmente un séptimo grupo, que se corresponde a los apellidos relativos a animales o plantas, que suelen ser una simple referencia encubierta al oficio: Cordera, Buey, Pimienta, etc. Para algunos autores, este grupo forma un subgrupo junto a los apellidos referidos a oficios, mientras que otros distinguen dos grupos para los apellidos que se relacionan con plantas o animales. Igualmente, algunos autores relacionan los nombres de animales y plantas con apellidos procedentes de topónimos menores, como hemos comentado más arriba.

El octavo grupo corresponde a los apellidos que nos hablan de características físicas o morales de la persona. Se trata de apellidos como Moreno, Calvo, Rubio, Gordo, Feo, Guerrero (en el sentido de persona combativa), Batalla, etc.

Existe un noveno grupo, que serviría como cajón de sastre residual para todos los apellidos de orígenes distintos o desconocidos, y que englobaría a relativamente pocos apellidos, en el caso de que llegásemos a descubrir la etimología de todos los apellidos.

1 comentario:

  1. ola
    esta paxina que entrei por primeira vez non vale para nada e non penso volver a entrar por que eu pensaba que che axudaba a saber cal era a toponimia do teu apelido pero vexo que non e asi.

    ResponderEliminar

Deja un comentario escribiendo en el cuadro (Pongan su nombre...anonimos)